Cómo afeitar la espalda

Cómo afeitar la espalda

Probablemente, la espalda sea la parte más complicada de afeitar por su difícil acceso e incomodidad, pero ¡no te preocupes! Hoy te contaremos cómo puedes lograrlo de forma práctica y segura.

Cómo afeitarte la espalda

Afeitarte la espalda resulta muy sencillo con las herramientas correctas, como la máquina de afeitar Gillette MACH3 Cuerpo y la recortadora Gillette Styler. Sigue estos pasos y siempre obtendrás excelentes resultados:

PASO 1: Consigue un asistente

No solo tú tienes que aprender a remover el vello de tu espalda, puede que necesites un(a) asistente y enseñarle también lo que se debe y no se debe hacer para eliminar el vello de la espalda. Es un hecho: a menos que poseas la bendición de la hiperdestreza, simplemente no podrás alcanzar todos los puntos de tu espalda.

PASO 2: Recorta el vello de tu espalda

Antes de rasurar, recorta el vello de tu espalda con Gillette Styler, que cuenta con tres peines intercambiables (2 mm, 4 mm, 6 mm) para que puedas escoger el largo deseado, esto te ayudará a evitar hojas atascadas y jalones.

PASO 3: Hidrata con agua tibia

Puedes aprovechar el momento de tu ducha para que el agua ayude a suavizar el vello de la espalda (el cual puede estar duro) y sea más fácil deslizar la máquina de afeitar sobre tu piel.

PASO 4: Aplica crema de afeitar

Aplicando la crema de afeitar Gillette Cara y Cuerpo obtendrás lubricación y protección extra incluso bajo la ducha, lo que te ayudará a que la máquina de afeitar se deslice más fácilmente sobre tu piel y puedas lograr un rasurado más confortable.

PASO 5: Revisa si hay hojas desgastadas

¿Notas que las hojas están desgastadas o las bandas lubricantes se ven descoloridas? Puede ser que necesites cambiar el cartucho antes de comenzar.

PASO 6: Aféitate con pasadas ligeras y suaves

Aféitate con una máquina de afeitar específicamente diseñada para afeitar el cuerpo. Gillette MACH3 Cuerpo es la opción ideal para afeitar tu pecho ya que cuenta con una cabeza redondeada y barras de gel integradas que se activan con el agua para lubricar y humectar tu piel en cada pasada.

PASO 7: Enjuaga tus hojas con frecuencia

Enjuaga suavemente las hojas después de unas pocas pasadas, tanto la parte delantera como la trasera del cartucho, y después sacude suavemente para eliminar el exceso de agua. No golpees la máquina de afeitar contra el lavabo ni lo limpies con una toalla; estos hábitos pueden reducir su vida útil al dañar los componentes de las hojas.

PASO 8: Aplica nuevamente crema de afeitar si es necesario

Puede ser que tengas que afeitar el mismo punto en diferentes direcciones para conseguir una afeitada uniforme. Para ayudar a evitar erupciones en la espalda por la afeitada, asegúrate de aplicar crema de afeitar en cada pasada.

PASO 9: Enjuaga, seca y humecta

Humectar después de afeitar tu espalda es muy importante, ya que ayuda a suavizar la piel.

¡Felicidades! ¡Acabas de graduarte en Principios del Cuidado Corporal!

Con las máquinas de afeitar y las recortadoras Gillette, tus posibilidades de cuidado personal son infinitas.

¿Te resultó útil este artículo?

Cada piel y barba son únicas,

entra y descubre en pocos minutos tu rutina de afeitado personalizada.

COMENZAR